Convocatoria para Sesiones para el VI Congreso de ALAP 2014

CONVOCATORIA ABIERTA PARA POSTULAR SESIONES PARA VI CONGRESO DE LA  ASOCIACION LATINOAMERICANA DE POBLACION – ALAP

TEMA: La agenda de población para América Latina y el Caribe a la luz de los avances y limitaciones del Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y el Desarrollo (PA-CIPD) de Cairo.

12 -15 Agosto 2014, Lima Perú

Convocatoria Abierta

Estimado socios, tenemos el agrado de informarles que el VI Congreso de la ALAP se realizará los días 12 a 15 de agosto de 2014 en Lima, Perú.Ya se decidió la fecha y el lugar y empezamos los preparativos para el evento.

(30 de Septiembre de 2013 es la fecha límite para recibir formalmente propuestas de sesiones regulares, mesas redondas y actividades afines de todos los miembros.)

1. DINÁMICA DE LA POBLACIÓN Y DESARROLLO SOSTENIBLE CON EQUIDAD

Su tema central es la agenda de población para América Latina y el Caribe a la luz de los avances y limitaciones del Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y el Desarrollo (PA-CIPD) de Cairo, que cierra un periodo de 20 años. De esta agenda y de las propuestas como las de la Conferencia de Pekín y de Derechos Humanos, por ejemplo, discutiremos los desafíos pendientes y los asuntos emergentes en materia de población.

El contexto internacional en la implementación del Programa de Acción de la CIPD

El PA-CIPD fue acordado en un contexto mundial que, marcado por el fin de la “Guerra Fría”, prometió una era de paz, colaboración y progreso. Las agendas internacionales, imbuidas de ese espíritu, delinearon un conjunto de acciones para el desarrollo que tenía, como centro, el crecimiento económico y el impulso de los mercados y reconocía, como prioridades, la sostenibilidad, la equidad social y de género y el cumplimiento de derechos. Las expectativas optimistas estuvieron lejos de cumplirse, pues los conflictos armados, aunque localizados, se multiplicaron. Las crisis económicas continuaron y dejaron al descubierto problemas financieros profundos en los países desarrollados, provocando serios retrocesos sociales. La desigualdad social ha continuado como un factor clave de la vulnerabilidad de amplios segmentos de la población y de tensiones y problemas existentes dentro y entre los países. A través del globo la desconfianza en las instituciones se ha acentuado, entre otras razones por la esterilidad de las mismas y la evidencia creciente de corrupción, dejando frecuentemente la sensación de frustración, desesperanza y desafección hacia el sistema político y sus actores tradicionales. Este escenario ha sido compensado parcialmente por diversos progresos sociales y económicos en los países en desarrollo y un creciente protagonismo global de las denominadas  economías emergentes. De hecho, América Latina y el Caribe (ALC), como conjunto, ha experimentado en los últimos años una situación de tendencias sociales y económicas más bien favorables –lo que se ha expresado en los logros obtenidos en materia de cumplimiento del PA-CIPD, pero que parecen comenzar a estancarse.

Estos logros no se debieron solo a procesos socioeconómicos estructurales o a la acción de los Estados y los gobiernos. La sociedad civil organizada, especialmente la comprometida con la equidad de género –no se dude– fue fuerte base de apoyo para la agenda de Cairo. Los avances en el marco legal fortaleciendo los derechos de las mujeres y su autonomía en las decisiones reproductivas, la protección de la salud y el derecho a una vida libre de violencia y sin discriminación basada en género, han sido importantes. Los avances, es necesario decirlo, han interactuado, fuertemente, con cambios significativos en la dinámica demográfica de la Región.

Para continuar impulsando el cumplimiento del PA-CIPD, sacando lecciones de los últimos 20 años, y contribuir a la identificación de los desafíos pendientes y los asuntos emergentes en materia de población en la Región, los estudiosos de población pueden ser agentes activos si, además, se consideran, ahora, tres diferencias importantes respecto de la situación en 1994.

En primer lugar, el contexto político internacional actual para la formulación de una nueva agenda parece estar marcado por un mayor protagonismo de los países en los cuales esos programas van a ser aplicados. Dentro de ellos, las reflexiones se orientan, hoy, por líderes y personas notables de la sociedad civil con más frecuencia que en los tiempos dictatoriales y se cuenta con aportes importantes de estudiosos de los temas de población y desarrollo.  En segundo lugar,  el escenario demográfico, 20 años después de la CIPD, se transformó más aún de lo que, en aquel momento, se esperaba. Apenas para dar un ejemplo: en aquella época se esperaba que la nuevas generaciones, al  llegar 2014, continuarían aumentando en volumen, lo que no es más el caso un importante número de países en ALC. En 1994, solo Cuba registraba una fecundidad por debajo del nivel de reemplazo generacional; al inaugurarse la segunda década del  milenio, 15 países –casi 40% de la población de ALC– tienen una fecundidad inferior a ese nivel.

En tercer lugar, y considerando el punto anterior, el instrumental analítico y el tipo de información disponibles se muestran insuficientes para explicar y anticipar la dinámica demográfica de ALC. Los marcos explicativos clásicos para entenderla no bastan para aplicarlos a estrategias de desarrollo sostenible. Es necesario buscar nuevos métodos y explicaciones para el comportamiento reproductivo, los patrones de distribución espacial e intercambio poblacional y aún, los perfiles epidemiológicos que están surgiendo.

Las brechas por superar: la responsabilidad del VI Congreso de la ALAP

El VI Congreso de la ALAP busca proporcionar insumos para la actualización de la agenda de población en la Región. Están pendientes: las inversiones para el desarrollo de recursos humanos, la reducción de la pobreza y el aprovechamiento de la mano de obra; la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer; eliminación de rezagos en el ejercicio de los derechos reproductivos y acceso a la salud sexual y reproductiva, salud – con especial atención a la salud de la mujer y el embarazo sin riesgos–, morbilidad y mortalidad, particularmente la de los jóvenes de sexo masculino.

Ahora bien, incluso en los países más avanzados en materia de cumplimiento del PA-CIPD se observan desafíos pendientes amén de logros diferenciados dentro del mismo, sea territorial o socialmente. En que pese la evolución muy positiva y marcado progreso en los temas de población y desarrollo, salud sexual y reproductiva y equidad de género, hay una agenda pendiente en cuanto a la equidad y la inclusión de amplios sectores sociales. Documentar estos asuntos pendientes y llamar la atención sobre su expresión desigual entre y dentro de los países es una línea central de discusión del  VI Congreso de ALAP.

Junto con lo anterior, el  VI Congreso deberá identificar temas emergentes en materia de población y desarrollo que por distintas razones no son abordados o lo son de una manera inadecuada en el PA-CIPD. Entre ellos, se destacan:

  1. Los obstáculos o barreras para el acceso a la salud reproductiva, incluida la planificación familiar, entre diferentes grupos sociales (típicamente los más desaventajados) y etarios (adolescentes); agréguese a esto el caso de los hombres que suelen perder prioridad en los programas de salud sexual y reproductiva.
  2. Las necesidades insatisfechas de salud reproductiva y sus diferentes formas de medición, incluyendo aquellas relativas a la fecundidad deseada pero no lograda.
  3. Las potencialidades del bono demográfico y las acciones necesarias para aprovecharlo, en particular en materia de formación, acceso a servicios de calidad y ejercicio de derechos de las personas en las fases iniciales del ciclo de vida, aumento de la productividad y disponibilidad  de empleo para los jóvenes, evitando que esta oportunidad única en la historia demográfica de la Región se desvanezca. Específicamente en ALC, la reducción en la tasas de crecimiento poblacional ha llevado, en muchos casos, a reducir la atención a la dinámica demográfica, en momentos en que los cambios demográficos ofrecen un mayor potencial y oportunidades para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo social y humano en función de una estructura por edades en evolución e impulsando la formación del capital humano, la productividad y el empleo de los jóvenes. Recuérdese que los cambios demográficos se reflejan en actuales tasas de crecimiento diferenciales por edad, lo que, con frecuencia es olvidado por los tomadores de decisiones. Ventanas de oportunidad demográfica como ésta, no se repetirán.
  4. Las estrategias que garanticen el ejercicio de derechos con independencia del lugar donde la gente nazca y resida –el derecho a la ciudad y al acceso a los beneficios de una residencia urbana– derechos que son denegados a grandes grupos poblacionales, incluyendo aquellos que han establecido un asentamiento urbano, pero están privados de los servicios esenciales y continúan marginados de las oportunidades citadinas. En este marco, la segregación metropolitana aparece como un asunto de primera importancia para la agenda futura de población. Inclúyase, aquí, por supuesto los flujos migratorios internacionales.
  5. El veloz ritmo del cambio demográfico, que  hace que ALC tenga un amplio y complejo abanico de escenarios poblacionales. Tenemos, por ejemplo, países que tienen:
  • un ya avanzado proceso de transición demográfica y con proporciones relativamente altas y crecientes de población en edades adultas mayores cuyo volumen es independiente de cualquier cambio demográfico;
  • un peso relativo de los grupos en edades adultas jóvenes en rápido crecimiento y, simultáneamente, disminución, en términos absolutos del número de infantes;
  • niveles relativamente altos de fecundidad; aun cuando decrecientes, insisten en  excluir a las mujeres más jóvenes.

Este espectro facilita e incentiva los análisis comparativos de las interacciones del cambio demográfico y el desarrollo, posibilitando la construcción de escenarios para políticas que –al menos potencialmente– orientarían la incorporación de los cambios demográficos en la planificación del desarrollo.

En este contexto en el que, además se discute la CIPD más allá de 2014, el Congreso de ALAP puede contribuir con la identificación de los temas prioritarios y sobre todo, producir evidencias e instrumental  analítico que ayuden a definir las mejores soluciones para un desarrollo sostenible.

30 de Septiembre de 2013 es la fecha límite para recibir formalmente propuestas de sesiones regulares, mesas redondas y actividades afines de todos los miembros.

Fuente: ALAP

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s